A partir de los años 50, la filosofía de mejora continua en los entornos industriales ha ido desarrollándose e innovando dentro del sector de automoción. Desde el sistema de producción Toyota hasta las actuales metodologías LEAN – 6 Sigma los principios y herramientas desarrollados se han extendido y aplicado a todos los sectores de la industria, incluso a sectores tan dispares como los servicios, el transporte o la sanidad.

Estas aplicaciones si se trasladan literalmente de un sector a otro pueden llevarnos a no obtener los resultados esperados, ¿por qué?

La respuesta está en las singularidades propias de cada sector. Estas particularidades deben conocerse y condicionan la forma de aplicar los principios LEAN, que deben subordinarse a principios superiores: la productividad y la reducción de costes para el aumento de la competitividad.

A continuación, indicamos algunos ejemplos con diferencias entre el sector de Alimentación y Bebidas y el sector de Automoción:

Los ejemplos anteriores marcan diferencias operativas claves para la implantación con éxito de los principios y metodologías LEAN – 6 Sigma.

En CGI, en nuestros 20 años de existencia, hemos reconocido estas diferencias, adaptando cada solución a las circunstancias operativas de cada proceso con resultados de éxito reconocidos por nuestros clientes.

Autor:

F. Javier Rodríguez San Quirico
Director General / CEO en CGI

Solicite más información

Protección de datos.

13 + 9 =